martes, 13 de mayo de 2008

METODOS DE CONSERVACION

METODOS DE CONSERVACION


La conservación de alimentos no es una idea nueva. De hecho, el almacenamiento en frío en bodegas subterráneas fue uno de los primeros métodos para la conservación y preservación invernal de las frutas y verduras. Todo lo que se necesitaba era una zona fresca y oscura, con algo de humedad y circulación de aire, para evitar que la cosecha perdiera frescura, se echara a perder o brotara.
La mayoría de las casas de hoy que son eficientes en el uso de la energía no se prestan para el almacenamiento en frío, pero una sección del sótano con piso de tierra se podría usar para el almacenamiento a corto plazo. Sólo coloque las frutas y verduras sobre estantes (tenga cuidado de que no se toquen) y vigile cuidadosamente que no se echen a perder. Algunas frutas y hortalizas que se pueden almacenar sin problemas son las papas, las cebollas, el ajo, las
zanahorias, la col, las manzanas y los zapallos.


METODOS DE CONSERVACION

•Escaldado
•La congelación
•La refrigeración


ESCALDADO

·El escaldado. Se utiliza antes de la congelación de frutas y verduras, para destruir enzimas que puedan deteriorarlas durante su almacenamiento y reducir el número de microorganismos en la superficie. Los alimentos son sumergidos en agua a una temperatura de entre 80 – 100 Cº y mantenidos en ella durante un período establecido según la forma y textura del producto a escaldar. Generalmente oscila entre 30 segundos y 3 minutos y no suelen producirse pérdidas significativas de nutrientes.





COMO ESCALDAR

Use una olla grande donde quepa un colador de metal en el que pueda
meter las verduras. El colador se puede sustituir con una
bolsa hecha con estopilla. Para preparar una libra de
verduras use por lo menos un galón de agua hirviendo.
Ponga las verduras en el colador o en la bolsa y sumérjalas.
Tape la olla y continúe calentando el agua a fuego vivo
para que siga hirviendo vigorosamente. Empiece a contar
el tiempo en cuanto ponga as verduras en el agua
hirviendo. Cada verdura o fruta necesita tiempos distintos de
cocción. Siga exactamente las instrucciones para cada Verdura o fruta.


CONGELACION

Consiste en bajar la temperatura a – 20º C en el núcleo del alimento, para que no pueda haber posibilidad de desarrollo microbiano y limitar la acción de la mayoría de las reacciones químicas y enzimáticas.
La temperatura con la que se congela el alimento oscila entre –40º C y –50º C, seguidamente se almacena a –18º C, temperatura que se debe mantener hasta el momento de cocción. Y es considerada como una de las mejores técnicas de conservación






REFRIGERACION







Consiste en conservar los alimentos a baja temperatura, pero superior a 0º C. A ésta temperatura el desarrollo de microorganismos disminuye o no se produce pero los gérmenes están vivos y empiezan a multiplicarse desde que se calienta el alimento.